Nuestra Historia

Desde hace más de 65 años...

Dedicándonos a la venta de finas joyas y relojes. Garantizando calidad y atención personalizada, trabajamos con marcas del calibre de Rolex, Longines, Gucci, Swiss Military, Swatch.

Ricserdan es una joyería rafaelina iniciada por Pedro Herrero en 1941, cuando trabajaba junto a dos amigos en un pequeño local frente a la Plaza 25 de Mayo sobre calle Lavalle, en la Antigua Joyería González.

Tras 10 años de trabajo, y al enterarse que su dueño decidía cerrarla, Pedro decidió tomar las riendas, ya que tenía en claro que su sueño era continuar ofreciendo su pasión en joyas y relojes.

Fue así que en 1951, bajo el nombre JOYERÍA RICSERDAN, abrió su propio comercio y taller en Av. Santa Fe 245. Su objetivo era claro, ofrecer lo último en moda a Rafaela y región.

Su objetivo era claro: ofrecer lo último en joyas a Rafaela y la región.

Su gusto personal exquisito se fue enriquecido con sus viajes y visitas a exposiciones internacionales. El estudio inacabable sobre esta maravillosa materia fue lo que lo mantuvo en movimiento para brindar a sus clientes joyas exclusivas.

En el crecimiento de la empresa, su hija Laura junto a su esposo Rubén jugaron un papel importante. Ellos fueron quienes decidieron participar en eventos en Estados Unidos, España y Suiza, lugares en los que lograron encuentros con importantes empresas de relojería como Rolex, Longines y otras marcas europeas.

Hoy en día, la tercera generación de la familia es quien lleva adelante la empresa. Gracias a su taller equipado con última tecnología y el empleo de las mejores técnicas, continúan ofreciendo a toda la región una alta calidad en joyas y relojes.

Con pasión y fe en el trabajo, a lo largo de su historia, emprendieron emocionantes desafíos. Crearon una joyería que lleva la carga del símbolo y la identidad de la ciudad. Estudiaron incansablemente los mercados de la moda, participando de la continua evolución que se da desde el principio de los tiempos.

Hoy, Ricserdan camina hacia los setenta años de tradición en la ciudad, con orgullo por el pasado, pasión por el presente y confianza en el futuro.

Relojes que apadrinamos